INFORMES PEN


Estado de la Nación

Estado de la Región

INFORMES PEN

ENmobileERmobileEEmobileECTImobileEJmobile

  • Falta de disciplina de los países, la truncada reforma institucional y un difícil entorno político limitan el peso del SICA en el desarrollo del Istmo.
  • Aportes económicos de países miembros no cubren ni los gastos operativos de las instituciones del SICA

Más información:
Capítulo “Integración Regional”, Cuarto Informe Estado de la Región  

IV Informe: Cap 8 Desafíos de los estados de y para la democracia  

23 de marzo de 2012. La Cumbre de Presidentes Centroamericanos, a celebrarse este 24 y 25 de marzo en Guatemala, confirma la voluntad de los países para enfrentar en conjunto algunos desafíos que no respetan fronteras. Esta vez escogieron nuevamente el tema de Seguridad regional como énfasis de la cumbre.

En esta materia el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) ha demostrado que Centroamérica ha logrado cimentar canales de comunicación dinámicos en ciertos sectores de la acción pública. Estos canales de coordinación por sí solos no pueden apalancar mejoras sustanciales en la seguridad ciudadana sin trabajar paralelamente en dos asuntos primordiales: el desarrollo institucional del SICA y la capacidad de los estados nacionales para poner en práctica los acuerdos que se tomen a nivel regional.
 
La reforma institucional avanzó poco. En el año 2011, el Informe Estado de la Región señaló que las capacidades de la institucionalidad de la integración para mejorar el desarrollo humano en Centroamérica mediante acciones regionales siguen siendo bajas y las escasas reformas emprendidas en años recientes no han logrado cambios sustantivos en la eficacia de la integración. El Informe Estado de la Región menciona que la falta de disciplina de los países y la truncada
reforma institucional explican el poco peso del SICA en el desarrollo del Istmo. “A la par de nuestros estudios periódicos sobre el SICA, desde mediados de los noventa otras evaluaciones de CEPAL, BID, la Unión Europea, vienen señalando las debilidades de este sistema y han propuesto reformas integrales, que hasta ahora han tenido poca aplicación” apuntó la coordinadora del Informe, Evelyn Villarreal.
 
Los problemas son múltiples y no permiten avanzar con mayor rapidez en la solución de los desafíos regionales como el de la inseguridad: la normativa desactualizada e inaplicable, problemas administrativos y gerenciales, nombramientos de los órganos de conducción del Sistema, así como la evidente duplicación de funciones de algunos de estos.
 
A todo esto se suma la inadecuada planificación, la carencia de trabajo intersectorial, la opacidad de sus procedimientos y una limitada y, sin duda, poco publicitada rendición de cuentas.
 
El intento más reciente para impulsar la modernización del SICA fue en julio de 2010 en San Salvador, donde los mandatarios (sin la presencia de Nicaragua) relanzaron el proceso de integración regional y definieron como uno de los pilares estratégicos el fortalecimiento de la institucionalidad regional. A casi dos años de estas decisiones, no hay evidencia de que se haya avanzado en la reformulación propuesta.
 
“No es un problema de falta de instrumentos sino de su aplicación, tanto a nivel regional como en la nacionalización que se debe realizar de las decisiones regionales. Por ejemplo, el Reglamento relativo a la elección de los titulares de los órganos del SICA establece muy buenos principios como la publicidad y la rotación de los cargos, pero enfrenta bloqueos para su implementación”, comentó Evelyn Villarreal.
 
Integración regional ¿con qué recursos? El SICA y sus instituciones no tienen la robustez ni la sostenibilidad financieras necesarias para desplegar las
acciones que demandan el reto de enfrentar la inseguridad regional de manera coordinada.
 
Los aportes de los países miembros del SICA no cubren siquiera los gastos operativos de las instituciones regionales. Solamente la Secretaría General del SICA en San Salvador reportó para el 2010 un déficit de más 600 mil dólares. Tampoco las cuotas de país son canceladas con puntualidad ni fiscalizadas por parte de los Estados o de la ciudadanía. Por otra parte, la coordinación entre el SICA y los Estados sigue siendo uno de los mayores desafíos pendientes.
 
Mientras los ingresos del SICA están estancados o disminuyendo, las competencias que le asignan aumentan.En los últimos 4 años, se han agregado al menos 23 documentos de estrategias y planes regionales sobre distintos temas, llama la atención que solo 1 corresponde a la reforma institucional del SICA.


 

Dicho Sistema es el llamado a motivar, promover, coordinar y converger políticas en un marco regional armónico y articulado, en temas tan importantes como la seguridad ciudadana, pero siempre la ejecución de acciones corresponde a los Estados nacionales.
 

Si desea mayor información o una entrevista sírvase contactar a Manuel Alfaro This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

 

  

eMail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200
Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626