INFORMES PEN


Estado de la Nación

Estado de la Región

INFORMES PEN

ENmobileERmobileEEmobileECTImobileEJmobile

Apoyo de los docentes e involucramiento con los estudiantes son determinantes para reducir exclusión educativa

Por encima de las ayudas del gobierno y los recursos económicos del hogar, la satisfacción con los docentes contribuye a amortiguar la exclusión educativa.

Docentes deben diseñar estrategias de intervención y aprendizaje a nivel de centro educativo y regiones, que tomen en cuenta las características particulares de los alumnos excluidos, para evitar su salida del sistema.

Al dar inicio el curso lectivo 2014, la exclusión continúa siendo un problema en el sistema educativo; por lo tanto, para combatir esta realidad se requiere implementar una serie de estrategias diferenciadas, prestando particular atención al tipo de docente que predomina en el centro educativo según su actitud ante esta problemática.
De acuerdo con el IV Informe Estado de la Educación, es necesario propiciar un cuerpo docente que sea mayoritariamente comprometido con los estudiantes y que esté atento a posibles casos de estudiantes excluidos.
Pese a los esfuerzos realizados, la variable de deserción se ha mantenido volátil sin mostrar disminuciones significativas entre 2010 y 2012. Costa Rica ha apostado por la promoción de los programas de equidad para compensar deficiencias económicas de los estudiantes y, aunque estos han contribuido a evitar que algunos estudiantes abandonen el sistema educativo parecen no ser suficientes para reducir la exclusión.
Ante este panorama, cuando se analiza el efecto que han tenido los programas de equidad en las salidas y entradas de los estudiantes al sistema educativo, la principal conclusión es que estos programas son necesarios pero no suficientes.
Un estudio sobre exclusión educativa realizado en los cantones de San Carlos y Limón, revela que los estudiantes excluidos abandonan el sistema por varias razones además de la económica, entre las que destacan: la satisfacción que muestran los estudiantes con el apoyo y la orientación que reciben por parte de sus docentes, la forma de traslado al colegio sobre todo si este se realiza a pie, y razones de género.
El grupo de estudiantes “insatisfechos” con los docentes representa un 23,6% de los estudiantes excluidos, es por esta razón que el análisis de las características de los docentes es fundamental para lograr disminuir el problema de exclusión.
Según el IV Informe Estado de la Educación, a medida que aumenta en una unidad el promedio de satisfacción del estudiante con el apoyo docente, la probabilidad de ser excluido disminuye en un 30%.
Dicho estudio permitió profundizar en el análisis de los docentes mediante una caracterización de acuerdo con su experiencia como docentes, las técnicas utilizadas para dar la clase, las actividades que realizan con los estudiantes y el interés mostrado hacia ellos y el apoyo que les brindan (clima institucional). Los resultados permitieron distinguir 3 grupos principales: los inexpertos, los comprometidos y los despreocupados.
El grupo de docentes inexpertos tienen el menor número de años trabajados y en su mayoría han sido contratados en forma interina. Los comprometidos tienen una experiencia laboral media y registran los mayores promedios de aplicación de técnicas de aprendizaje y actividades complementarias en el aula, así como un mejor clima institucional. Y por último los despreocupados tienen la mayor experiencia laboral y nombramientos en propiedad. Estos son los que muestran el menor uso de técnicas de aprendizaje en el aula y el promedio más bajo de apoyo o involucramiento con los estudiantes.
Para Jennifer León Mena, investigadora del Informe Estado de la Educación, en el tema de exclusión educativa lo importante es tener presente que no se trata de un problema simple, hay muchas variables que intervienen. Lo que la investigación muestra es que se requiere una estrategia que aborde diferentes causas de la exclusión, tomando en cuenta factores regionales y particularidades de colegios que están en una misma zona.
León recalca que estas investigaciones señalan que el problema no solo tiene que ver con los problemas económicos de la familia, que aunque sigue siendo un problema de atención prioritaria, no es el único factor operando. Hay estudiantes que están siendo expulsados del sistema porque no reciben apoyo y orientación de manera satisfactoria por parte de sus docentes. Cuando el grupo de docentes son comprometidos son los que predominan en el centro educativo los porcentajes de exclusión pueden disminuir significativamente.
El presente contexto implica que los docentes deben diseñar estrategias de intervención y aprendizaje a nivel de centro educativo y según regiones, que tomen en cuenta las características particulares de los distintos tipos de alumnos excluidos y ayuden a evitar su salida del sistema.
Más información:
Manuel Alfaro Alfaro  /  This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  /  Tel. 2519 5858

 

  

eMail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200
Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626