INFORMES PEN


Estado de la Nación

Estado de la Región

INFORMES PEN

ENmobileERmobileEEmobileECTImobileEJmobile

Estadísticas de Centroamérica 2014

  • 30/06/2015 Región centroamericana enfrenta el desafío de aprovechar su potencial energético de fuentes renovables

    COMUNICADO DE PRENSA

    Región centroamericana enfrenta  el desafío de aprovechar su potencial energético de fuentes renovables
    • Consumo de energía eléctrica a nivel regional casi se duplicó, pasó de 22.000 a 37.500 Gigavatios-hora al año entre el 2000- 2012.
    • Países de la región poseen entre 2 y 3 veces más de radiación solar anual que los líderes mundiales de producción de energía solar.

    30 Junio, 2015. Entre el 2000 y 2012 el consumo de energía eléctrica en la región de Centroamérica casi se duplicó, pues pasó de 22.000 a 37.500 Gigavatios-hora al año. En proporciones similares aumentó la capacidad instalada para producir energía eléctrica y la generación total en la región. Parte de esta energía se obtiene de combustibles fósiles, con un alto costo económico y ambiental; el resto se obtiene de fuentes renovables, de las que la región cuenta con un alto potencial aun sin aprovechar.  

    El aumento en el consumo de electricidad se debe no solamente al crecimiento de la población, sino también al hecho de que cada habitante consume cada vez más. Sin embargo, existen marcadas diferencias entre los países de la región. En Costa Rica, Panamá y Belice los habitantes consumen más, entre 1.500 y 2.000 Gigavatios-hora por persona anuales, mientras que en el resto del Istmo el consumo oscila entre 500 y poco más de 750 Gigavatios-hora.

    Según se constata en la publicación “Estadísticas de Centroamérica 2014”, cerca del 60% de la electricidad en Centroamérica se produce a partir de fuentes renovables o limpias. Esta producción se compone 42% por fuentes hidroeléctricas y el 18% restante por otras fuentes renovables como la geotérmica, eólica, o biomasa. El 40% de producción eléctrica de fuentes no renovables está compuesto 36% por petróleo y 4% por carbón.

    La matriz de producción eléctrica según fuente cambia sustancialmente según el país. En Costa Rica más del 90% de la energía eléctrica se produce con fuentes renovables, principalmente hidroeléctricas. En Guatemala y El Salvador esta proporción es cercana al 65%. En Panamá, Honduras y Nicaragua las proporciones de generación a partir de fuentes renovables son de 52%, 44% y 34% respectivamente.

    Los países de la región son importadores netos de hidrocarburos, lo que implica una carga importante para sus economías y una alta volatilidad de los costos de producción de energía eléctrica, en función de las condiciones del mercado internacional de petróleo.

    Durante el periodo 2000-2012 se registraron dos episodios de volatilidad y alza en los precios internacionales del petróleo y sus derivados, el primero entre el 2003 y 2008 y el segundo a partir del 2010. Ambos episodios ha dado como resultado un aumento en la carga de la factura petrolera o proporción del total de la producción que se destina para el pago de importación de combustibles. Para los países centroamericanos esta factura pasó de 3,5% del PIB en promedio en el 2000 a 8,4% en el 2008 y luego 8,2% en el 2012. Nicaragua y Honduras enfrentan la mayor factura, con 12,2% y 11,7% del PIB respectivamente, en contraste con Costa Rica, que cuenta con la menor (4,8%).

    De acuerdo con Diego Fernández, encargado de estadística del Proyecto Estado de la Región, los países de Centroamérica enfrentan el desafío ineludible de trasformar su matriz de producción de energía eléctrica, para que dependa cada vez menos del petróleo y más de las fuentes renovables, lo que resultaría en beneficios económicos y ambientales para la región.

    Entre el 2000 y 2011 los países de la región han seguido tendencias contrarias en la composición de la generación de energía eléctrica por tipo de fuente. En Guatemala, Nicaragua y El Salvador, han aumentado de forma importante la generación a partir de otras fuentes renovables, lo que les ha permitido disminuir su dependencia al petróleo. En sentido opuesto, Panamá, Honduras y Costa Rica aumentaron su dependencia del petróleo en ese mismo período.

    Los países de Centroamérica tienen un alto potencial de generación de energía eléctrica a partir de fuentes limpias. Potencial que en buena medida se está desaprovechando. La capacidad eólica actualmente en operación (416,7 MW, en centrales ubicadas en Nicaragua, Costa Rica, Honduras y Panamá) representa menos del 1% del potencial del recurso disponible.

    Para el caso de la energía solar, estimaciones conservadoras muestran que los países de la región poseen entre 2 y 3 veces más de radiación solar anual que con la que cuentan los líderes mundiales de energía solar, tales como Alemania, lo cual puede dar una idea del potencial para generación de energía eléctrica que puede representar esa fuente. También debe considerarse la posibilidad de ampliar la producción de energía térmica, de mucha utilidad para usos en la industria, el comercio y en los hogares.

    Pero la falta de aprovechamiento de fuentes limpias de energía para la producción de energía eléctrica por parte de los países centroamericanos no se considera una problemática tecnológica, como muchas veces se ha insistido, sino más bien de falta de recursos económicos e inversión necesaria para la construcción de proyectos de infraestructura que permitan aprovechar el alto potencial energético de la región.

    Para más información, sírvase contactar a:

    Arlene Méndez/ This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / 2519-5846

    Manuel Alfaro / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. / 2519-5858

     

     

     

  

eMail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200
Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626