INFORMES PEN


Estado de la Nación

Estado de la Región

INFORMES PEN

ENmobileERmobileEEmobileECTImobileEJmobile

NOTA INSTITUCIONAL

Capítulo social realiza simulaciones para entender cómo influyen los componentes de los ingresos en la población

Septiembre, 2018. El Programa Estado de la Nación (PEN) ha realizado una serie de investigaciones sobre la composición del ingreso percibido por las familias, para comprender de qué manera sus distintos componentes afectan a la población costarricense.

Este esfuerzo realizado por el PEN para ver cómo las fuentes de ingreso afectan la desigualdad de los hogares o su condición de pobreza, trata de responder a la siguiente interrogante: ¿qué sucede si las familias dejan de recibir alguno de los principales componentes del ingreso?

El principal ejercicio realizado para dar respuesta a la pregunta anterior, consiste en crear simulaciones de diversos cambios en el ingreso percibido por cada miembro del hogar, esto permite luego determinar cuál es el impacto en el ingreso total y sobre todo en la pobreza y desigualdad de la población del país. La fuente de información proviene de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), realizada cada año por Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Los ingresos de los hogares provienen de varias fuentes, siendo la remuneración por trabajo el principal componente, este representa cerca del 80% del ingreso total de las familias. Otros rubros como pensiones, becas, ayudas del Estado, rentas de la propiedad, entre otros, representan el restante 20%.

Rafael Segura, Estadístico del Programa Estado de la Nación, señala que muchos de estos componentes son de vital importancia para los hogares, ya que si las familias no recibieran ese dinero (becas, transferencias, bonos) por parte del Estado, estarían en condiciones socioeconómicas muy difíciles. Por ejemplo, si para el año 2017 los hogares que reciben alguna ayuda del régimen no contributivo de pensiones lo dejaran de percibir, alrededor de 30 mil hogares entrarían a formar parte del grupo de hogares en condición de pobreza. De igual forma si dejaran de percibir ingresos por becas, ayudas del IMAS y otros subsidios alrededor de 53 mil hogares actualmente catalogados como no pobres, pasarían a serlo.

Para realizar estos ejercicios es necesario replicar la metodología establecida por el INEC para la elaboración de los ingresos, una vez que se definen las instrucciones es fácil elaborar cualquier escenario que se desee. El PEN ha optado por simular extremos, es decir, quitar ingresos por completo, con esto se logra dimensionar el efecto máximo posible. Bajo esta línea de análisis, una vez alterado el rubro, se reconstruye el ingreso y se calcula la nueva condición de pobreza.

Los resultados revelan que existen hogares muy vulnerables pues solo tienen una fuente de ingreso, como lo son las pensiones, la tenencia de este ingreso, permite que aproximadamente 97 mil hogares se mantengan por encima de la línea de pobreza. Si estos hogares no tuvieran ese ingreso, alrededor de 58 mil de ellos caerían directamente a pobreza extrema, la magnitud es tal que incluso la pobreza podría pasar de 20% a 26.4%, para el año 2017.

“Los otros ingresos, los que no tienen nada que ver con el empleo, son esenciales para mantener el hogar a flote, para poder sobrellevar el día a día; para una gran mayoría, una beca, una pensión o ayudas del Estado constituye la diferencia entre comprar o no una canasta básica alimentaria, o tener un servicio esencial como agua o servicio de electricidad” afirmó el Estadístico del PEN.

Mediante la metodología aplicada por el PEN de quitar o poner componentes del ingreso, se logra determinar el impacto que tiene sobre la condición de pobreza de los hogares y cuántos de ellos se encuentran en esta situación. Uno de los efectos a largo plazo que se debe destacar, es que las ayudas estatales no son de por vida, son condicionadas en su mayoría; esto crea una especie de circulo vicioso que hace entrar y salir de pobreza a muchas familias, de aquí la importancia de siempre mantener el tema de empleo en la mesa de discusión, factor que puede garantizar un sostenimiento de las condiciones de vida de las familias costarricenses.

 

casa.jpg 

Para más información:

María Laura Brenes Mata / This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. /  2519-5863

 

  

eMail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200
Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626